Aguas del Norte explica sobre sus operaciones


Alfonso Ojeda (Jefe de Operaciones Distrito Norte – Aguas del Norte) brindó detalles de las operaciones que realiza la empresa, especialmente durante la temporada estival. Lamentó las publicaciones realizadas durante el pasado fin de semana pasado donde se daba cuenta erróneamente de «la rotura del Dique Itityuro», viralizadas por las redes sociales.


En relación a la infraestructura del sistema, en el Dique El Aguay se realizan trabajos para mejorar la accesibilidad, hasta el momento el arribo al lugar se hace a caballo o a pie pero concretando los cambios de turnos correspondientes. Alrededor de los los pozos de Yacuy, éstos se encuentran funcionando con normalidad y permiten sostener el servicio para Tartagal y Mosconi. Hacia el norte, la infraestructura del Itiyuro se encuentra en buen estado resaltando que situaciones, como las conocidas por videos en redes sociales, no se habían producido desde el 2008 no originando más problemas que complicaciones en la potabilización por la alta turbiedad del agua. Por último, rescató la funcionalidad del Dique El Limoncito, el cual aporta el 20% del total de la demanda sanitaria.


Sobre la distribución domiciliaria, Ojeda indicó la existencia de un trabajo sostenido, 24 horas al día con 3 bombas del Dique Itiyuro para responder a la demanda. Al respecto de las críticas por falta de servicio en sectores de la ciudad detalló: «el mejor servicio se encuentra en lugares conectados directamente al acueducto como barrio Bicentenario, Roberto Romero y 350 viviendas». Además agregó: «muchos derivan desde cisterna y tienen problemas porque al acabar la reserva agua se hace primero captación para luego distribuir. Ésto sucede normalmente en horas de la noche y en verano, a la siesta». No obstante, la empresa realiza entrega domiciliarias con 10 camiones distribuidos en Tartagal, Mosconi y Salvador Mazza, sumado a que el municipio local asiste a los asentamientos no conectados a la red de distribución de la empresa.


Ante las quejas por la turbiedad del agua, el responsable operativo explicó que «el problema surge cuando se hace el corte por falta de agua. Cuando se abren las válvulas se produce el movimiento de solido residual pero se normaliza a medida que transcurren las horas» sentenció.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: