Empleados Municipales nucleados en ATE (Asociación de Trabajadores del Estado) y SOEM (Sindicato de Obreros y Empleados Municipales) continúan con el paro de actividades y manifestación con ollas populares tras la ruptura en las negociaciones entre los gremialistas y el Ejecutivo tartagalense con vistas a la actualización de los escalafones salariales. El Ministerio de Trabajo de la Provincia con sede en Tartagal, dictó una conciliación obligatoria a pedido del municipio pero los representantes de los gremios no dieron acuse de recibo.


La mesa de negociación municipal se puso en marcha durante la pasada semana. Cumplidas las asambleas y el rechazo a la propuesta inicial, el resultado derivó a una amplia manifestación y paro de actividades que se encamina a las 72 hs. El municipio había acercado una propuesta inicial del 12% escalonado, no aceptada por los trabajadores convocados a asamblea en los gremios. En respuesta, la contra oferta gremial del 30% tampoco aceptada por Hacienda comunal.


Fermín Hoyos delegado de ATE, indicó que de la propuesta municipal del 12%, el empleado recibiría un 3% en septiembre, 3% en Noviembre y lo restante en febrero. «Ellos (por el municipio) argumentan que no hay fondos. Considero que hubo un gasto excesivo en época de campaña. Ahora es la necesidad de los trabajadores», enfatizó. No obstante, el gremialista remarcó que mantiene el dialogo abierto y esperan una mejor oferta desde el municipio.


Por su parte, Sergio Jure (CPN Secretario de Hacienda del Municipal) manifestó que de siete puntos del acuerdo sólo cinco fueron aceptados. Los dos puntos rechazados están vinculados con lo salarial. «La propuesta es racional debido a la disponibilidad financiera del ejecutivo. El canal del dialogo esta abierto bajo bases y criterios lógicos» sentenció. Jure. Desde Asesoría Legal de la Municipalidad de Tartagal iniciaron las acciones para la intervención judicial y con ellos destrabar el conflicto.


Imagen: VIDEOTAR

Deja una respuesta