Luego del acuerdo entre el Ministerio de Educación de la Provincia y la Intergremial Docente, ocurrida la semana pasada, diversos sectores han decidido encarar una serie de medidas de fuerza en reclamo a la modificación de la resolución 241/21. Tanto Docentes Autoconvocados como el gremio SITEPSa decidieron, tras sendas asambleas, no iniciar las clases tras el receso invernal.


Mariela Alvarez, delegada en Aguaray de Docentes Autoconvocados manifestó posición al respecto del acuerdo de adelantar para julio y agosto el 10% de aumento pactado para septiembre y no discutir la clausula de actualización por inflación ya pactada en la norma 241. «Repudiamos el accionar de los gremios y desconocemos el acuerdo avalado entre el Ministerio y la Intergremial» dijo y agregó: «Necesitamos un aumento de sueldos acordes a la canasta básica nacional. Los docentes han erogado parte de sus sueldos durante la pandemia y no reconocido por las autoridades gubernamentales».


En materia sanitaria, Alvarez expresó el dolor de la docencia provincial por el fallecimiento de compañeros durante la pandemia y el desarrollo de las actividades del ciclo lectivo: «En la provincia hay 27 compañeros fallecidos y el plan es seguir adelante con la presencialidad. «Los docentes debemos contar con los elementos necesarios de bioseguridad y eso no lo están discutiendo los gremios con el gobierno» sentenció la docente.


Tras las primeras jornadas de medidas de fuerza, el sector docente autoconvocado indica que al menos un 60% de los docentes de la provincia acompañaron la medida y, se estima en la jornada del miércoles realizar un nuevo encuentro virtual para definir el camino en la continuidad del reclamo. No obstante, siguen las presentaciones por parte del sector solicitando reuniones con autoridades ministeriales para la discusión de estos temas.

Deja una respuesta