El chef y conductor Damián Betular y Greenpeace se unen en un desafío que busca avanzar en una discusión pública para marcar agenda sobre el consumo habitual de los alimentos. En las próximas semanas, según anticipó la organización, se sumarán al desafío otras personalidades del espectáculo, para seguir difundiendo las ventajas de la producción agroecológica y cuáles son los vegetales que hay que cultivar y consumir en cada momento del año.


En esta oportunidad, Betular muestra cómo son los tomates que habitualmente llegan a nuestros hogares: formas tentadoras pero poco sabor, mucha agua en su interior, poca consistencia y color apagado. En un video de 2 minutos, Betular expone características y principales diferencias con los frutos que son cultivados de modo agroecológico, es decir en armonía con la naturaleza.


Desde Greenpeace explican que los modos agroindustriales de cultivo no respeta los ciclos de la naturaleza y quita de los alimentos tanto sus propiedades como su sabor. “Queremos acercar a todas las personas la inquietud sobre qué estamos comiendo y cuál es el impacto de los alimentos que consumimos en el ambiente y en nuestro cuerpo”, explica Leonel Mingo, coordinador de campañas de Greenpeace. “Hay frutas y verduras más ricas, más saludables que las que estamos acostumbrados y de fácil acceso, sólo tenemos que tomar la decisión”., sentenció.


Damián Betular expreso: “difundir la posibilidad de una alimentación saludable es un tema que me fascina. Pero este desafío de Greenpeace me hizo reflexionar además sobre aspectos de los alimentos que son muy importantes, como es su producción, la distribución y el daño que puede sufrir el medio ambiente si no se hacen bien las cosas”. “Cuando comés algo rico es porque fue cultivado o producido como se debe hacer”. cerró el chef.


El Tomate Challenge ya está disponible para participar. En pocos días será el turno de los tutoriales para aprender a cultivar y tener una huerta propia. Podes visualizar el video en las redes sociales de Greenpeace o sino hace click aquí.


Fuente: Greenpeace

Deja una respuesta